• Publi Juicy Invitados
  • Publi Juicy Todos

Relatos de Futbolistas Argentinos

#432
Sebadriu14 escribió:
22 Oct 2020 21:34
Los 5 jóvenes de la selección se encontraban en un dilema ¿quien arrancaba haciendo de pasivo? A Lamela se le ocurre una idea.

-L: vamos a hacer una prueba entre todos, el que más chica de los 5 la tenga es el pasivo de todos ¿les parece?
Paredes asiente confiando en su tamaño asiente con la cabeza pero Joaquín Correa y Lo Celso estaban en dudas, dybala ya estaba bajandose el short sabiendo que esta prueba no la perdía.

Todos terminan aceptando y es Lamela el primero en bajarse el boxer y poner al descubierto una verga de 21 cm de largo y 6 de ancho, difícil de alcanzar.
Leandro paredes quien se caracterizaba por sus hermosos ojos y culo baja sus boxer dejando a la vista de todos una verga de 20 cm, en ese momento aprovecha Lo Celso para desvestirse y mostrar sus 18cm de pija, solo faltaban Dybala y Correa pero mientras tanto paredes y Lamela ya aprovechaban y se tocaban la pija sabiendo que ellos disfrutarian de cogerse algún culito esa misma noche.
Dybala decide sacarse todo y dejar una hermosa pija de 19 cm al descubierto y enseguida es Joaquín Correa quien se desnuda y deja a la vista una pija de 18 cm igual que la de Lo Celso...
Ambos habían perdido y se iban a tener que enfrentar a una noche de sexo como pasivos.
No vas a seguir este relato? Pintaba muy bien

Relatos de Futbolistas Argentinos

#437
Tucu Correa/Lautaro Martínez/Paulo Dybala

Como siempre, recordar que el relato es en un contexto fantasioso, por si ven algún dato que no concuerde con la realidad, como la pandemia. 
También, habrá iniciales para identificar a los protagonistas en el relato cuando éstos hablen, de tal forma que JC será Joaquín Correa, PD para Paulo y, obviamente, LM para Lautaro. 


En Italia son vacaciones, acaba de terminar la Serie A y los jugadores están de vacaciones. Entre esos jugadores están Dybala, Correa y Lautaro Martínez, quienes decidieron irse de vacaciones para pasar un tiempo entre amigos. 
Los tres decidieron viajar solos, sin sus parejas, para que fueran unas buenas vacaciones entre amigos.
Habían decidido ir a Mónaco a descansar unos días, por lo que se juntaron en Roma y de ahí partieron hacia el lujoso destino. 
Una vez instalados en el hotel, decidieron que se prepararían e irían a pasar la noche en barco para estar tranquilos y descansar del viaje.
-LM: Che, yo me voy a pegar una ducha antes de irnos, total todavía es temprano. 
-PD: Dale, bañate vos primero y después voy yo, que odio estar sucio después del viaje en avión. ¿Vos Tucu, te vas a bañar? 
-JC: Si si, cuando terminen me pego un duchazo también, que tengo un olor a bolas terrible. 
-PD: Jajaja bueno no es tan feo ese olor, yo me lo banco. 
Entre ellos sabían que Dybala era bi, y era habitual hacer ese tipo de chistes o comentarios que se podían sacar de contexto, por lo que tanto Correa como Martínez se lo tomaron con humor. 
-JC: No te vayas a enamorar, que Oriana te mata a vos jajaja
-PD: Tranquilo, ella no se entera de las cosas que hago cuando no estamos juntos. 
-LM: Bueno, me voy a bañar, no hagan cosas raras mientras no estoy, trolitos.
Lautaro entró al baño y comenzó a desnudarse mientas esperaba que el agua se calentara para tomarse una ducha. Primero se quedó en bóxer y se miró al espejo durante uno o dos minutos. Se pasó la mano por los brazos y el abdomen marcado, y se quedó admirando su cuerpo morocho, bien marcado y con una buena pinta de macho cogedor, avalado por el bulto que se le marcaba en la prenda de ropa que aun le quedaba. Dio media vuelta su cintura y también se miró la espalda y las piernas, bien grandes y que llevaban a un culo bien marcado y apretado en ese bóxer ajustado que llevaba.
Se terminó de desnudar y se preparó para entrar en la ducha. 
Ya completamente en bolas, cualquiera que entrara al baño podría ver no solo los músculos, si no también una pija dormida, gorda, depilada, con los pelitos recién volviendo a crecer, dando señas de que se había afeitado hace unos días, y que pintaba de unos 12/13 cm así como estaba. También, acompañaban ese hermoso pene las bolas gordas, completamente depiladas también que le colgaban entre las piernas y, para rematar, del otro lado, un culo precioso, grande, firme, con unas nalgas depiladas completamente. Era perfecto, se le apetecía a cualquiera una probada de ese cuerpo tallado a mano. 
Se metió en la ducha y dejó que el agua tibia lo empape, para después empezar a enjabonarse con el jabón líquido. 
Comenzó pasando sus manos por su pecho firme, tonificado, y luego siguió bajando por todo el abdomen hasta llegar a su pija. Allí, mientras se enjabonaba las bolas y se pasaba las manos por toda la verga para no dejar ningún lugar sin cubrir, se dio cuenta que estaba caliente. 
De a poco, dejó la cabeza del pene al aire libre y empezó a refregar su mano por ella. Mientras que con una mano empezaba a estirar su pija que se estaba parando, con la otra de enjabonaba la cola. 
Ya con la pija totalmente dura (18cms), comenzó a pajearse sin pudor mientras se tocaba las bolas y subía hasta los pezones. 
Estaba en extasis, abajo del agua caliente, pasándose la mano por todo el cuerpo y deseando tener una boca que le pasara la lengua por la verga y las bolas. 
Aprovechó que la ducha hacía bastante ruido (o eso creía) para dejar escapar algún que otro gemido tenue. 
Sin embargo, su calentura fue tal que, en un momento, soltó un gemido más fuerte que los anteriores y sus compañeros lo escucharon. 
-PD: Aaah, ya entendí porqué está tardando en la ducha. Qué atrevido este Toro. 
Mientras decía eso, Paulo, que estaba acostado en una cama, se manoteó el bulto por sobre el shorcito que tenía puesto. 
Eso fue captado por Correa, que estaba acostado en otra de las camas. 
-JC: Eee, guarda vos eh. Que no se te pare, conejito. 
-PD: ¿Y por qué no? ¿No me puedo clavar una paja yo también si estoy caliente?. Aparte, no me digas que no está para una buena deslechada. Venimos de un viaje, acaba de terminar la temporada, tengo las re ganas. 
Ni bien terminó de decir eso, Paulo dejó salir su pija del pantalón. 
De ahí brincó una verga de unos 17 cm, complemente depilada y con unas bolas gordas, que parecían bien cargadas. 
Paulo se quedó completamente desnudo de la cintura para abajo y comenzó a masturbarse mientras escuchaba a su compañero que seguía pajeandose en la ducha y cada vez gemia más fuerte. 
Mientras tanto, Correa lo miraba fijamente y comenzaba a tentarse con la idea de descargar la calentura del momento, por lo que se empezó a manosear el bulto sobre el jean que tenía puesto. 
-PD: Aaa, ¿como era eso de que no me calentara? No soy el único por lo que veo jajaja.
-JC: Callate salame, ¿que querés que haga si vos sacás de la nada la pija y empezás a pajearte? 
-PD: Yo no quiero que hagas nada, pero te dije que había que descargar, no seas tímido boludo, si lo que pase acá queda acá. 
Después de decir eso, Dyabala se levantó y fue a la puerta del baño para pegar el oído y escuchar mejor lo que sucedía en el baño con Lautaro Martínez, que seguía tocandose, ya sin importarle nada. 
El Toro se masturbaba tan rápido que las bolas le rebotaban de arriba a abajo y le temblaban las piernas en la ducha. Sentía que estaba por acabar, asique se puso cómodo. 
Se sentó en el borde de la ducha y, abierto de piernas con la pija dura como una piedra en el medio, se dispuso a mancharse los abdominales con su leche caliente. 
Fue así como puso máxima velocidad en su mano, cerró los ojos y, tras dar un gemido a todo pulmón que él pensó que no se había escuchado, dio lugar a una acabada fantástica: 10 chorros de leche caliente y semi espesa saltaron de esa pija hermosa hasta llegar algunos a su cara, pasando por su panza, su pecho y sus hombros. 
Lautaro estaba totalmente mojado por la ducha y bañado en su propia leche, con la respiración agitada y las piernas temblando luego de semjante desahogo. 
Se propuso a terminar con la ducha para salir y dejarle lugar a sus compañeros, por lo que se limpió la leche abajo del agua, aunque no toda. La que había caído en su cara, en su mejilla, se la llevó a la boca y la tragó. No era la primera vez, su leche era algo que le gustaba, era así de narcisista. 
Del otro lado de la puerta, tanto Corra como Dybala habían escuchado el gemido de su amigo. Ese grito de pasión llevó al Tucu a tener una erección inmediata, y a Dybala casi lo hace acabar en seco.
Paulo seguía agachado a media altura pajeandose mientras estaba pegado a la puerta del baño y, como estaba desnudo de la cintura para abajo, dejaba su culo blanco y lampiño a la vista de Correa, que ya no podía más y se tuvo que desnudar también. 
El Tucu sacó una pija de unos 19cm con algunos pelos que seguían una línea delgada hasta llegar a su ombligo, y con unas bolas preciosas, depiladas y morochas. 
Este comenzó a pajearse suavemente y, a la vez, se fue acercado despacio a Dybala, que aún le estaba ofreciendo el culo involuntariamente. 
Correa lo agarró despacio de la cintura y recostó toda su pija entre las nalgas de Paulo que, sorprendido, se puso firme y cortó con su paja. 
-JC: La puta madre, me pusieron re caliente ustedes dos. Ahora sí que me tengo que sacar la leche, pero una paja no me va a alcanzar 
-PD: ¿Ah no? Dejame que te ayude entonces, hasta que salga Lautaro del baño tenemos unos minutos me parece. 
-JC: Y si sale rápido, que se nos sume. Estoy re caliente. 
Ambos se comenzaron a besar fuerte mientras se pasaban la mano por todo el cuerpo del otro. La noche recién empezaba... 

CONTINUARÁ. 
 
  • Publicidad +