Dante y Damian

Relatos || Atrévete a contar tus experiencias más picantes y relatos
Responder
Mico
Xtasiado
Mensajes: 201
Registrado: 22 Abr 2014 02:59
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por Mico » 07 Sep 2014 05:41

Hola inseparables hermanos, les confieso que comencé a leer esta historia y paulatinamente me fue tomando hasta que llegué al últimos de los capítulos y me lo he devorado como todos los anteriores. Si me queda una reflexión que me surgió en lo relacionado a rehacer la vida de vuestro padre ya que pienso, lo podría haber hecho sin separarse de ustedes y no emparejarse con la futura madre de ustedes. Creanmé que me hubiese sentido tan mal como ustedes al saber la noticia ya que los abandonó sin una justificación que ni el dinero que les dá lo puede pagar.
Me hubiese gustado tener un hermano mellizo cuando mi madre falleció puesto que es muy triste seguir caminando solo por la vida sin su compañía por lo que me parece muy bien el que ustedes sean inseparables aunque Ariel consiga novio y se comprometa como tú Damián.

jooy
Chico Bello
Mensajes: 77
Registrado: 20 Nov 2008 22:38
Ubicación: Mty
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por jooy » 04 Ene 2015 07:04

Porfavor continuaaaaa esta increible y hermosa tu historia, la lei completa en un día.

caoag
Xtasiado
Mensajes: 261
Registrado: 19 Mar 2009 00:06
Ubicación: MX
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 1 vez

Mensaje por caoag » 07 Ene 2015 05:33

Todo estaba preparado para que la familia de Adán conociera a mi familia. No había considerado el hecho de que tal vez no era tan buena idea hacerlo en una fiesta de compromiso, pero yo en verdad estaba muy entusiasmado con la idea de casarme con Adán, aunque sabíamos que al menos nos faltaban tres años para eso.

Adán había logrado entrar a la especialidad de pediatría, lo cual reduciría nuestro tiempo para vernos, pero si algo habíamos aprendido del tiempo de conocernos era que no importaba la distancia. No todos los días lo podría ver, pero a mí me bastaba oírlo aunque sea una vez al día.

Ariel y yo habíamos acordado que mientras conseguíamos un lugar donde vivir, aceptaríamos el pequeño departamento de Nerea. No teníamos que mudar todas nuestras cosas, la mayoría de ellas se quedarían en la bodega puesto que se encontraba amueblado. Era el lugar más pequeño en donde habíamos vivido pero la verdad es que no necesitábamos mucho. Mi padre visito a muchos amigos y presentaba a su nueva novia con ellos. Por las tardes nos reuníamos con mis tíos y nuestros futuros hermanos. Los niños eran los que más gozaban la ciudad.

El sábado llego y con él la reunión. Ariel y yo llegamos desde temprano a la casa de Nerea para ayudarla a todo lo que se pudiera ofrecer. Yo no había invitado a mucha gente, solamente a mi familia, Jesica y contados amigos de atletismo y de la escuela. Pero la verdad era que no sabía a quién había invitado Nerea y Adán.

Cuando llegamos a la casa nos llevamos la tremenda impresión de que en el patio estaba instalada una enorme carpa, se encontraban instalando mesas y sillas y el servicio de la comida no tardaba en llegar. Me sentí un poco desubicado puesto que yo solo había acertado a comprar una caja de vino.

-¿Qué hacen tan temprano acá, mis niños?
-Veníamos a ver si necesitabas ayuda.
-No, todo está bajo control. Solo debo ir a recoger mi vestido a la tintorería. Se pueden ir a cambiar y regresar más tarde.
-La verdad es que pensábamos que iba a ser un poco más informal y pequeño.
-Siento no compartir mis planes con ustedes, pero muero de emoción saber que mi hijo se casa. Hagamos esto, Arielito, acompáñame por mi vestido y pasamos a que te cambies y por ropa para tu hermano. Damián, mi hijo está en su cuarto, le dará gusto verte.

Subí al cuarto de Adán y me encontré con que aun ni siquiera se había levantado. Yo solo atine a despertarlo con un beso en la boca, pero se asustó, manoteo y me pego en la cara. Se paró de un solo movimiento y corrió a ver si me encontraba bien.

-Ay amor, perdóname. Tanto que te quiero y te pego por accidente.
-No te preocupes, pero si me dolió. Espero no suceda esto cuando durmamos juntos.
-Obvio no, te tendré abrazado toda la noche. Ven, acuéstate a mi lado.
-Pero no me pegues.
-No bromes con eso, prometo cuidarte y mimarte demasiado. Es más no voy a siquiera permitir que te enfermes.
-Adán eres súper exagerado, pero así te quiero.
-Oye tigle, ¿Cuándo te diste cuenta que te gustaba?
-No lo sé, supongo que después de lo de mi mama me acostumbre demasiado a ti. Pero te veía como un amigo y me entusiasmaba mucho tener un verdadero amigo además de mi hermano. Pero cuando te bese la primera vez en este cuarto, no pude negar lo que sentía hacia ti. Desde ese momento me caí totalmente enamorado hacia ti. Debo confesarte que cuando salía con otras personas, me sentía culpable porque seguía pensando en ti.
-Pero ahora ya soy todo tuyo.
-Lo cual me alegro, y más te vale que así sea. Si no te cazare como loco. ¿Tu cuando te diste cuenta?
-La primera vez que te vi llorar.
-Adán, eso no es nada romántico.
-Pero así fue. Para mi tú eras un niño con demasiada energía, sentido del humor, guapo, inteligente. Pero te veía como el amigo con el cual quería ver partidos de futbol, salir de fiesta, salir por unos tragos. Quería un bro sincero, con ganas por conocer, ambición, con tanta vida. Pero cuando te vi llorar podía ver cómo te derrumbabas y tu fachada de niño malo se desvanecía. Ahí fue cuando empecé a sentir algo por ti, que por supuesto negaba. Con el paso de nuestra amistad me dolía demasiado verte triste, cuando no tenías buenos días o simplemente cuando te ponías triste por recordar. Por eso me prometí hacerte feliz, pero era demasiado terco para no arriesgarme a conquistarte.
-Te amo.
-Yo a ti mocoso.

Nos metimos a bañar con el pretexto de que Adán no lo había hecho. Como a la hora llego mi hermano vistiendo un blazer azul y un pantalón café. Me llevo un traje color azul claro, un tanto casual pero según él era el que mejor me quedaba. Adán utilizo un traje gris claro, se veía bastante guapo.
Cuando baje pude notar que ya se encontraban como 50 personas en el patio y aun no llegaba mi familia. Jesica iba súper bonita y estaba igual de emocionada que yo. Mi hermano había invitado a Allison, quien le daba mucho gusto vernos y nosotros a ella. Su acompañante era su madre y por obvias razón su hermano no se había presentado. Antes de que mi familia llegara recibí un mensaje de Daniel, creo que por Jesica se había enterado, pero solo me deseaba lo mejor y me recordaba que él sabía que así íbamos a terminar.
Cuando llego mi papá se llevó tremenda sorpresa al encontrar esa casa así de adornada.
-Perdón papá, pensé que iba a ser más privada nuestra reunión, pero la mamá de Adán a organizado todo esto para conocerlos.
-¿Con quién te casas? ¿Quién se tomaría tantas atenciones y gastar tanto para solo hacer pública la noticia?

Bárbara, mis tíos y los niños ya habían llegado. Natalia iba hermosísima con un vestido rojo y una pequeña boina del mismo color, mis futuros hermanitos se veían igualmente guapos coordinados del mismo color. En eso se me acercaron Paula y Martín.

-Pues yo no entiendo mucho esto, pero supongo que si esto te hace feliz. Te deseo lo mejor bro.
-Gracias Martin, si me hace demasiado feliz.
-¿Y quién es tu futuro esposo?
-Deja voy por el Paula.

El momento había llegado.

Avatar de Usuario
marin
Xtasiado
Mensajes: 1804
Registrado: 31 Oct 2011 22:59
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 1 vez

Mensaje por marin » 07 Ene 2015 12:45

Bonita sorpresa, veo que después de un largo tiempo actualizas, ya no abandones tu relato.

benito9376
Xtasiado
Mensajes: 644
Registrado: 14 Mar 2010 21:58
Gracias Dadas: 2 veces
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por benito9376 » 08 Ene 2015 02:14

Gracias por regresar. Tu historia es muy buena.

caoag
Xtasiado
Mensajes: 261
Registrado: 19 Mar 2009 00:06
Ubicación: MX
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 1 vez

Mensaje por caoag » 08 Ene 2015 04:44

Fui a buscar a Adán que se encontraba saludando a invitados de su mamá.

-¿Listo para conocer a mi familia?
-No
-Que sincero, pero no te preocupes te van a amar.

Caminamos hacia mi papá y Bárbara, sospecho que tanto mi padre como Adán tenían la misma cara de miedo a enfrentarse. Bárbara solo sujetaba a mi papá y lo obligaba a que se comportara y midiera sus palabras.

-Papá, él es Adán. Mi prometido.
-Adán, él es mi padre y ella es Bárbara su novia.
-Mucho gusto joven.
-Mucho gusto señor.
-Hacen una pareja muy encantador ¿O no César?
-Supongo.
-Esperen un momento por favor, mis padres quieren conocerlos.

Adán fue corriendo por su mamá y su papá.

-Mucho gusto, mi nombre es Pablo Arias y mi esposa Nerea de Arias.
-Mucho gusto, César Betancourt y mi novia Bárbara Belmonte.
-Debo felicitarlo por los hijos tan maravillosos que tienen. Hemos tenido el gusto de convivir demasiado tanto con Arielito como con Damiancito y les he agarrado demasiado cariño. Me siento demasiado contenta de saber que mi Adán queda en tan buenas manos como las de su hijo. Damián será muy bien acogido por mi familia y siempre velaremos por él y su hermano, eso lo puede tener por seguro.
-Gracias Nerea. Supongo que si mi hijo acepto al suyo es por buenas razón. Sin embargo considero que están muy jóvenes para tomar una decisión tan importante.
-Por eso mismo lo haremos en tres años.
-Yo estuve ahí desde que iniciaron su amistad y en el proceso en que ellos se enamoraron. Los dos han cometido errores pero los han sabido llevar y al día de hoy siguen juntos. Mi hijo ama a su hijo, y su hijo le hace el favor de corresponderle al mío. Y para el amor no hay edad. Podríamos ponernos en contra de ellos, pero los conozco bien y sin importar que, ellos terminaran juntos. Así que prefiero apoyarlos y guiarlos en lo que necesiten.
-Supongo que tiene razón, gracias por hacérmelo notar.
-¿Eso es un apruebas mi relación? ¿O te tiene que pedir mi mano? ¿O tengo que escapar con él?
-Preferiría que no lo hicieran. Eso es un apruebo que te cases, siempre y cuando me presumas primero tu título universitario y un plan de vida después de él. Así mismo, me gustaría conocer más a mi futuro hijo.
-Gracias papá, significa mucho para mí.
-Gracias señor, prometo cuidar demasiado de su hijo.
-Más le vale jovencito.

La velada fue de maravilla. Mi padre quedo de que disfrutaríamos de la reunión y después veríamos que hacíamos con respecto a volver a ser una familia. Mis futuros hermanitos habían congeniado demasiado con Adán. Mis tíos lo amaban y todos decían la bonita pareja que hacíamos. Nerea había mencionado que en las vacaciones de verano me llevaría a conocer a su hija puesto que era la única que faltaba de saber. Me sentía realmente contento. No sé cómo lo logre, pero convencí a mi padre de que me dejara quedar esa noche en casa de Nerea. Se suponía que Adán y yo dormiríamos en cuartos separados pero, al final el me termino visitando en el cuarto de invitados.

-Supongo que a partir de hoy, solo Ariel es mi hermano.
-Pues aun no tengo un anillo en el dedo, aun no soy tu esposo.
-Pero si eres mío, y de nadie más.
-Desde la primera vez, solo fui tuyo.
-Prometo hacerte muy feliz.
-Y yo a ti.

Esa noche no tuvimos sexo, simplemente dormimos abrazados y platicamos hasta altas horas de la noche haciendo planes de nuestra vida juntos.

Mi papá estaba muy aferrado a que nos fuéramos a vivir con ellos. Pero gracias a Bárbara lo convencimos de que no nos podía obligar a cambiar nuestra vida. Bárbara nos prometió que vería la forma en que ellos pudieran irse a vivir a la ciudad de México. En ese momento me di cuenta que esa mujer tenía todo el derecho de ser parte de mi familia. Porque solo por papá y nosotros estaba dispuesta a dejar su vida en Monterrey y empezar de cero en el DF.

Al poco tiempo nos enteramos Ariel y yo que a mi papá le habían ofrecido un mejor puesto en un banco en la capital. Y Bárbara estaba seriamente pensando en dedicarse al negocio familiar, una comercializadora que tenían sus padres con sede en el distrito.

A los pocos días de que mi papá regresara a Monterrey, nosotros empezamos a arreglar nuestra mudanza a nuestro nuevo departamento. Las clases estaban por comenzar y Adán estaba por entrar a su especialidad. Mi novio pasó todos sus días pegado a mí, me acompañaba a arreglar todos los papeles de la escuela y la mudanza. Ariel ya lo odiaba de tanto que lo veía, pero también el disfrutaba pasar tiempo con nosotros.

Cuando entramos a la escuela, Adán ya tenía días en su especialidad. Solo me bastaba con que me diera los buenos días y las buenas noches. No me importaba si algunos días no podía hablar conmigo por motivo de trabajo o de cansancio. Solo quería saber que estaba bien y que estaba ahí para mí, así como yo lo estaba.

MANNUEL
Xtasiado
Mensajes: 272
Registrado: 25 Jun 2009 16:36
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por MANNUEL » 10 Ene 2015 00:00

Awwww qué bueno que hayas continuado con el relato :) Sobre todo de una parte tan feliz de la historia :)

Avatar de Usuario
ex_leo
Xtasiado
Mensajes: 370
Registrado: 22 Dic 2006 05:16
Ubicación: Mty Mexico
Gracias Dadas: 1 vez
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por ex_leo » 10 Ene 2015 02:11

Esta historia me engancho dsd un principio....
Aunque tengo un rato sin leer así que me tendré le poner al día :)

Gracias x continuar :)
[align=center]Imagen[/align]

Avatar de Usuario
mrdt17
Xtasiado
Mensajes: 120
Registrado: 18 Jul 2009 03:24
Ubicación: Villahermosa
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por mrdt17 » 10 Ene 2015 02:20

Porfin regresaste ya te hacias falta, que gran inicio de año

Avatar de Usuario
oscarraul
Mensajes: 12485
Registrado: 05 Feb 2006 18:26
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 1 vez

Mensaje por oscarraul » 10 Ene 2015 18:52

Gracias por continuar. Me encanta 0 tu relato y por favor no tardes en mandarnos mas capitulos
Amo a Raul

Responder