• Publi Juicy Invitados
  • Publi Juicy Todos

Amigos

#1
Estaba estudiando el segundo curso del instituto, desde siempre me habia sentido atraido por los chicos asi fui descubriendo que era homosexual. De entre mi pandilla de amigos estaba Jorge de 16 años como yo, pero el era un superdeportista, jugaba al futbol, practicaba la natacion, es decir que fisicamente tenia un cuerpazo y si a esto le añadimos su cabello largo rubio oscuro y sus jos verdes , era, y es, guapisimo.A las chicas del instituto las traia loquitas jeje y a mi por supuesto tambien;siempre procurapa hacer las tareas con el, y segun llegaba el buen tiempo, el se hiba aligerando de ropa, me encantaba cuando se le subia la camiseta y me dejaba ebtrever aquella linea de ligeros vellos rubitos que le descendian desde el ombligo para perderse en la cintura de sus pantalones, siempre medio caidos, dejando asomar la ancha cintuta de sus boxer, me hacia sudar de excitacion y nervios, como me gustaria poder pasar mis dedos por allí pensaba, pero como poder conseguirlo.Saliamos de fiesta los fines de semana toda la pandilla junta y jorge siempre terminaba ligando con alguna chica y al día siguiente nos contaba los morreos que se pegaba con ellas y los achuchones y metidas de mano, que envidia, hasta que al fin vi como se podian llegar a realizar mis sueños.

#3
Gracias SUPERENEKO, continuaré.
Estabamos en plena primavera y hacia mucho calor.Ese miercoles al llegar al instituto mi amigo, Luis , el Gordi, me comento que pensaban hacer una acampada para el fin de semana.
-¿Y quienes van a ir?.
El Gordi fue diciendo varios nombres de los amigos, pero yo me quede con la mente solo puesta en uno de ellos, Jorge.
-¿Qué?, ¿entonces te apuntas tu también?
-¿Pues claro, Gordi¡.
-Despues de clase hemos quedado todos en el bar del Juan, allí ya hablamos, ¡vale¡.
Sonó el timbre y me despedí de el, pues entramos en aulas distintas.Las horas se me hacian eternas y no paraba de pensar en que todo ese fin de semana podia estar al lado de Jorge, jje y sin chicas de por medio.
A las salida de las clases nos juntamos todos los que hibamos ha hacer la acampada para programarlo todo.
Jorge se diriguió a mi preguntandome si tenia tienda de campaña, le dije que no
-OK, no hay problema , yo tengo una de tres plazas la compartiremos , tu el Gordi y yo.
Dios mio pense, eso si que no me lo esperaba, todo el fide durmiendo en la misma tienda con el, hay al lado mio hiba a estar, y aunque el Gordi tambien estubiera con nosotros ya me las arreglaria yo, para que nuestros sacos concidieran juntos.

#6
Su cuerpo sudado se frotaba sobre mi cuerpo produciendome todo tipo de sensaciones placenteras, los labios calidos jugaban con mis labios abriendolos e introduciendo su dulce lengua dentro de mi boca recorriendola con afán.
¡PIIIIIIIIIIIIIIIIIIII¡.
Maldito despertador, fué a sonar en lo mejor de mi sueño;eran las 7 de la mañana del viernes, en una hora y media habia quedado con Jorge, el Gordi y los dem´s en la estacion de autobuses, para comenzar el viaje hacia el pueblo donde pensabamos pasar el fin de semana de acampada.
Medio dormido aún y con una ereccion terrible, me levante y fuí a la ducha, prepare las cosas con rapidez y sali hacia la estación.
-¡joder¿, dormilón.Casi pierdes el bus.
Me dijo Jorge cuando llegue, mirandome con una sonrisa que dejaba brillar sus ojos.-Venga, rapido mete las cosas que losdemas ya estan dentro.
Rapido carge la mochila y subi detras de el los otros me abuchearon al entrar con bromas por mi tardanza, hasta que llegue hasta el asiento que me tocaba con Jorge al lado mio.
-Haber¡¡¡ mamonazos-grito Jorge, porencima del ruido del motor que arrancaba_venga que comienza lo bueno, ya vereis nos lo vamos a pasar de puta madre.
-Jaja, ¿y eso?, porque estas tan comvencido?.
Le dije casi inclinandomé sobre el.
Bueno, jaja, puede ser por algo de esto.
Y mientras me lo decia de un bolsillo de la bandolera que llevaba, sacó un paquetito trasparente que contenia unas hierbas verdes apelmazadas.
-Estas loco¡, ¿o que?.
-Bahhh, no dramatices tanto-fué la respuesta de Jorge-total no creo que por fumar un poco entre todos nos vaya a pasar nada.
-Bueno, no se.
Conteste algo cohibido, pero pensando, que narices si quieren probarlo que lo hagan, ya veremos que pasa.
El viaje hiba a durar unas tres horas y al rato casi todos estabamos escuchando musica y medio dormidos, de vez en cuando charlabamos algo y asi el tiempo paso hasta que llegamos a la parada del pueblo de montaña, bajamos recogimos los bartulos y nos preparamos para recorrer los dos kilometros a piee que nos separaban del lugar escogido para la acampada, ceca de un arroyo que desembocaba en un pequeño lago, todo ello rodeado de arboles y praderas un lugar todabia bastante solitario en esa epoca del año y que por eso mismo lo habiamos elegido.
-¡Tios¡, este sitio esta de puta madre.
todos coincidimos en eso y preparamos rapidamente las tiendas.
-Venga, ahora todos a darnos un baño.
Grito Carlos otro de mis colegas.-Yo me voy a poner el traje de baño.
-Buena idea, vamos tios.
Diciendo esto, Jorge se quitó la camiseta y comenzó a desabrocharse los vaqueros bajandoselos y quedando con un boxer de algodón azul oscuro pegado a su cuerpo y que le hacia resaltar un bulto tremendo. Yo me sente en la entrada de la tienda y me comencé a quitar tambien los vaqueros, en ello estaba con el cuerpo tumbado casi dentro de la tienda, cuano Jorge acercandoseme y poniendose a gatas casi encima de mi me dijo
-Dejame un momento que tengo el bañador en la mochila, haber si lo alcanzo.
Las mochilas las habiamos dejado en la parte de atras de la tienda, por lo que Jorge se tubo que estirar, al hacerlo quedaba casi encima de mi que estaba ya medio tumbado.
-¡Joerrr¡, haber si lo alcanzo.
Se introdujo mas dentro de la tienda medio tumbado y agachado, su cuerpo casi desnudo comenzó a pasar por encima del mio; me gire un poco y cuando me quise dar cuenta, tenia toda su entrpierna a la altuta de mi cara.
Aquello era demasiado, allí enfrente de mis ojos, se movia aquel paquetazo envuelto en la ajustada tela del boxer, casi podia distinguir la forma de su verga y el bulto de sus huevos; mi cuerpo casi temblaba, la frente se me lleno de sudor.
-Ja, ya lo tengo.
Exclamo triunfante reculando hacia atrtas y saliendo de la tienda, mientra en su mano agarraba un bañador de color rojo.
Se puso de pie y dandome la espalda se bajo rapidamente el boxer poniendose acontinuacion el bañador, y solo dejandome ver durante unos breves instantes su blanco trasero que se apreciaba duro y musculado, se dió la vuelta y me miró.
-Venga, Nin, apurate y no te quedes embobado, vamos al agua.
Rapido se hecho a correr detras de las voces y las risas de los demás que ya estaban en la orilla del lago.
GRACIAS A TODOS LOS QUE ME HABEIS ANIMADO A CONTINUAR CON ESTE RELATO, QUE ESPERO QUE OS GUSTE.
 
  • Publicidad +