• Publi Juicy Invitados
  • Publi Juicy Todos

Mariano, la sorpresa del gimnasio.

#1
Aquella mañana lluviosa de enero; Carlos un amigo y yo ibamos camino al gimnasio, nos tomamos un cafe por el camino sin azucar y muy cargado; necesitabamos entrenar mucho pues en diciembre habíamos comido bastante y teniamos que volver a estar en forma para ir a las fiestas, a la playa y a las orgias que nos gustaba hacer; Carlos y yo eramos gays, pero era amigos, no teniamos nada sentimental; compartiamos culos y vergas; la ultima vez que habíamos tenido sexo habia sido 5 días antes; nos cogimos un mesero de un bar luego del servicio; le habiamos dado verga por el culo a la vez hasta terminar en un coctel de leche caliente.

Carlos y yo eramos promiscuos; eramos folladores pero debes en cuando llamabamos un amigo, un moreno que vivia en los cerros que debes en cuando nos daba por culo; nosotros la mayoria de veces haciamos de activos pero una que otra vez nos dejabamos dar por el culo; y ese morenazo si que nos gustaba y ademas ya conocia nuestros culos y sabia como darnos placer.

Luego de estacionar el auto; vimos que bajaba de otro auto un joven; como hacia mucho frio el iba con un saco grueso y una sudadera, llevaba un morral e iba con sus audifonos; Carlos me da una palmada en el brazo para que yo fijara los ojos en aquel joven; pues a simple vista se veia muy simpático; pero el paraguas y la lluvia nos habia dejado ver poco.

Seguimos hacia el gimnasio detras de aquel joven; el paso a registro lo que queria decir que era nuevo y debia poner sus datos para la inscripción; Carlos y yo nos miramos, los dos sabiamos por donde iba la cosa, pues aquel muchacho nos habia parecido a primera vista muy guapo; esperamos un poco a que el llegara a los vestuarios; pero pasaron 15 minutos y no llego entonces no quedó opción que salir a iniciar el entreno y mientras yo salia me tope de frente con el nuevo; su mirada de ojos cafes penetrante y su barba poblada; el bajo la mirada y entro al baño; Carlos y yo seguimos al entreno.

Yo me concentre en el entreno; ya llevaba media hora y en esas vel pasar al joven nuevo; tenia un short ajustado que debaja ver su buenas nalgas; sus piernas peludas y sus brazos musculosos; era un joven muy simpatico, nunca lo habiamos visto; el noto que yo lo miraba entonces yo voltee mi mirada y segui en mis cosas.

Y bueno salimos del entreno.

Al dia siguiente volvimos a verlo bajar del auto; llegabamos a la misma hora; nosotros ibamos detras de el y al llegar, la joven de recepción lo saludo con el nombre de Mariano; el saludo a la chica y nosotros seguimos; Mariano y yo volvimos a topar miradas pero esta vez note una leva sonrisa picara; entonces le dije a Carlos y este me dijo que nos echaramos al joven; esa expresión significaba que lo charlaramos para terminar en una encamada.

En el entreno; yo me fui hacia Mariano y lo salude; el no fue indiferente y me saludo; luego Carlos llego y nos propuso entrenar a los tres; entonces Mariano tenia menos experiencia que nosotros asi que le ayudamos con su rutina. Terminamos y quedamos en vernos quizas fuera del gimnasio para hacer algo; Mariano no era indiferente, el sabia a los que íbamos.

Días después en un supermercado me tope con el; me dijo que era nuevo en la ciudad y que no conocia mucho; Mariano ese dia estaba mas guapo que nunca; tenia un jean vaquero ajustado en sus nalgas y una camiseta de manga corta; era un joven rubio y a pesae que su voz era finita pues tenia tremendos brazos y cara varonil.

Ese dia quedamos en vernos los tres por la noche; asi que fuimos a un bar; nos tomamos unos tragos pero Carlos me dijo que habia tenia un problema y debia irse; asi que solo quedamos Mariano y yo; Mariano me dijo que debia ir al baño; y yo le dije que fueramos; el me dijo que mejor lo esperara para que no nos quitaran la mesa; entonces el fue primero y luego yo. Habian pasado unos 15 minutos y el no regresaba entonces yo me levante y fui al baño; cuando iba camino lo vi a el hablando con una mujer; yo preferi esperar y regrese a la mesa; cuando el volvio lo note incomodo y el me dijo que era mejor que nos fueramos a otro lugar; yo le dije sin tapujos que nos fueramos a un motel. Mariano sonrio y me pregunto si Carlos vendria; yo le dije que no pero que yo podia complacerlo; Mariano me dijo que conocia un lugar a las cerca.

Asi que fuimos; pedimos una habitación y subimos el ascensor; apenas entramos a la habitación; yo me le tire a besarlo; en plena oscuridad nos besabamos; el me quito la camisa y yo a el; el me besaba el cuello y me chupaba los pezones; luego me dijo que me mamaria la verga; me empezo a besar el abdomen hasta que llego a la correa de mi pantalon; que desabrocho y se pego a mi verga; mi verga dura estaba aun metida en el calzoncillo; Mariano la saco y se la puso en la cara; me miro y le paso un lenguetazo a mi glande lubricado; yo le dije que se desnudara porque yo quería agarrarle la verga y morbosearlo; el me empezo a mamar el guevo; hasta que yo le dije que se levantara y se desnudara; yo puse mi mano en su verga pero notaba que no hacia bulto; el retiro mi mano bruscamente; yo le dije que yo también mamaba verga que me gustaba; el me dijo que metiera la mano en su calzoncillo.

Yo lo besaba lentamente y metia mis dedos en su calzonillo; sentia sus pelos de verga y seguia bajando pero no sentia una polla erecta; baje un poco mas y lo que toque hiso que sacara rapidamente mi mano de ahi; prendi la luz y mire a Mariano; el bajo su mirada y me dijo que el no tenia verga; yo le pregunte que era lo que yo habia tocado y el se bajo el calzoncillo.

Resulta que este musculoso hombre; de pecho peludo y brazos grandes; tenia una vagina, si, una vagina; yo estaba asombrado no sabia ni como reaccionar; note sus cicatrices bajo sus tetillas; resulta que Mariano era un hombre trans. Para mi fue un choque haber sentido una vagina lubricada; no sabia ni que pensar; fue una gran sorpresa; la pasión se me paso y mariano me dijo que no pasaba nada; que el entendia y que no era la primera persona que reaccionaba asi. 

Yo me vesti y sali de ahi. Lo deje solo, yo no podia ni pensar en eso; me sentía engañado.

Al día siguiente Carlos me llama para saber que habia pasado y le conte todo; Carlos parecia no estar sorprendido y me dijo que el lo sabia, que el había visto una vez en una pagina webcam un video de Mariano; dandose con un consolador en la cuca; que el lo habia reconocido; yo le dije que necesitabamos era un hombre para follar; pero Carlos me dijo que nos cogieramos a Mariano; le dije que estaba loco; que mariano es una mujer; el me dijo que no, que mariano es un hombre con vagina y que el si le va a dar verga por la cuca y luego por el culo.

Quedamos los tres en vernos en el mismo motel al que habiamos ido; Mariano ya sabia que su secreto no estaba oculto; asi que se preparo y nos recibio en toalla; nos besamos y el se bajo la toalla dejando ver su vagina; Carlos lo puso a mamar verga y yo aproveche para poner mi verga tambien; mariano nos comia las vergas; Carlos y yo nos besabamos; después Carlos le dijo a mariano que se acostara y se abriera de piernas; pues Carlos empezo a comersele la cuca; le daba lengua como si se fuera a acabar; mariano mientras me chupaba la verga y los guevos; luego Carlos me dijo que me animara a comer cuca; pero preferi ponerlo en cuatro y chuparle el culo.

Luego mariano nos puso condones ya que por obvias razones no podíamos acabar dentro de su vagina sin condon; asi que Carlos le metio la verga por la cuca y se lo cogia como a una mujer; luego saco su polla y seguia mi turno; le meti la verga por la cuca y empeze a cogermelo; le daba duro por esa cuca como a una perra mientras el se retorcia de placer; mientras yo le daba; el se restregaba el clitoris con sus dedos y gemia como puta.

Carlos y yo nos turnabamos dandole por la cuca hasta que luego Mariano nos dice que le dieramos por el culo.

Yo me acoste boca arriba y el se metió mi verga en su vagina; Carlos en cambio se la metio en el culo y asi los culiabamos; le dabamos verga fuertemente que gemia como tremenda perra; luego carlos le saca la verga del culo, se quita el condon y se le viene en la cara; yo en cambio le seguia dando por la cuca hasta que el se la saco; me quito el condon y se metió mi polla en su boca en donde me vine: chorros de leche espesa le cayeron a Mariano dentro de la boca y la cara.

Mariano se empezo a masturbar metiendose los dedos por la cuca y luego nosotros le dabamos debo tambien hasta que se retorcia de placer.

Mariano nos dijo que por tener vagina podia aguantar mucha verga que una vez se lo habia cogido 4 negros al tiempo y habia aguantado tanto palo.
 
  • Publicidad +