Diario de un universitario

Relatos || Atrévete a contar tus experiencias más picantes y relatos
Responder
deivid89
Xtasiado
Mensajes: 144
Registrado: 16 Feb 2015 00:40
Ubicación: Gijón
Gracias Dadas: 24 veces
Gracias Recibidas: 30 veces

Diario de un universitario

Mensaje por deivid89 » 15 Oct 2017 01:41

Buenas a todos.

Nunca había publicado aquí. Hace años si que había escrito algunas cosas, pero siempre quedaron en ámbito privado, nunca supe si tenían calidad suficiente para publicarlo o no. Realmente no sé porqué pero llevo varios días pensándolo y he retomado una idea de una historia que pensé hace bastante tiempo.

No prometo poder actualizar este tema cada poco tiempo, ya que precisamente no es que tenga mucho tiempo libre, ni tampoco hacia donde irá derivando la historia, está abierta, tengo las ideas y será una especie de diario de un chico de 18 años que comienza la universidad. No seáis crueles conmigo. Espero que os mole... Os dejo el primer "capítulo" en el que os presento al "prota" de la historia.

Por cierto ya os aviso que es una historia, no es un relato erótico en sí. Me explico, en su momento habrá sexo y se contará con pelos y señales, pero no todos los episodios tendrán que tender sexo porque si...

Saludos!


------

1. Nuevo curso, nueva vida...

Mi nombre es Enol y tengo 18 años. Mi nombre como yo, es de orígenes asturianos, es más, uno de los Lagos de Covadonga tiene mi mismo nombre, dicen que este nombre ya viene de cuando los romanos vivían por estas tierras, y que significa que tiene relación con el agua…

Bien, no quiero enrollarme mucho más y ya empezaba a hacerlo. Desde hace ya algunos unos años, por motivos laborales de mi padre nos hemos tenido que ir de Asturias, dejando atrás amigos, familia y mi vida, lo que ha implicado que en mi época más crítica, esa que llaman adolescencia, viviera alejado de mi mundo. Pero eso está a punto de cambiar. Esta misma semana empiezo a la universidad y he decidido volver a mi casa para empezar mis estudios de ingeniería. Por suerte mi padre estudió en la politécnica de Gijón y me ha dejado matricularme en “casa”. Por fin volvería a mi ciudad, con mi grupo de amigos y a una vida nueva…

Una vida nueva, porque si bien es cierto que casi toda mi familia sigue viviendo allí he decidido vivir solo. Bueno solo lo que se dice solo… con 18 años y una beca a lo máximo que puede aspirar uno es a un apartamento compartido de estos que tiene la universidad, pero bueno, mejor con un par de compañeros que con tus padres controlándote todo a todas horas.

Mi mayor esperanza es por fin poder ser yo mismo, lejos de miradas y de opiniones… y si lo digo es porque si algo he descubierto los últimos meses y es algo que tengo muy claro es que soy gay y me encantan los tíos.

Mi adolescencia no fue sencilla por irme de mi ciudad y salir de mi grupo de amigos. Creo que eso llegó a influir en mi forma de ser, me obligó a reprimirme y a pensar que mi poco interés por las chicas era una consecuencia de mi apatía por todo al no tener a mis amigos de siempre.

Pero todo eso cambió desde hace unos meses. Mi supuesta novieta del instituto acabó forzándome a hacerlo o al menos a intentar hacerlo… Yo me negaba, pero con 16 años y a punto de cumplir los 17 ya se rumoreaba de mí y de que no era un “hombre” y lo que me faltaba encima era que ella dijera por ahí que no quería follar.

Aquello fue un auténtico desastre… La relación sobrevivió hasta ese momento porque si. Nos enrollábamos, nos metíamos mano y a un tío de 16 años si le sobas el paquete eso se pone a tono, pero hacerlo eran palabras mayores y tanto que lo fueron. Ese día renegué de las tías y asimilé lo que temía desde hacía unos años, que me molaban los chicos. Renegaba de ello y pensaba que era normal aquello de mirar a los tíos en el vestuario con 13 y 14 años, por aquello de comparar a ver a quien le había crecido más la polla o a quien le había salido más vello… En definitiva, quería ver quien era más hombre y aquello me atraía aunque lo imaginaba todo de otra manera.

El último año, en el que he asimilado mi sexualidad no fue sencillo. En una ciudad pequeña y en un barrio de cotillas donde crucifican a cualquier hijo de buen vecino se me antojaba complicado encontrar algún chico con el que salir y comenzar a experimentar… Era difícil, tenía que esconderme o coger buses e ir a la ciudad vecina.

Pero todo eso iba a cambiar, volvía a casa, volvía yo de forma independiente, sin padres y a la universidad. Ese mundo donde uno se hace adulto y empieza a disfrutar de la vida. En definitiva comenzaría a ser libre.

patricolmena
Novato
Mensajes: 2
Registrado: 25 Nov 2015 17:04
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por patricolmena » 15 Oct 2017 19:30

Espero con ansias esta historia, a ver como evoluciona, espero que enganche

marioal24
Xtasiado
Mensajes: 189
Registrado: 12 Abr 2008 21:50
Ubicación: Veracruz, Mèxico
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por marioal24 » 23 Oct 2017 00:06

Por favor continua, tiene tema y lo sabes exponer
Saludos

Marioal

Big_Huge_Love
Xtasiado
Mensajes: 10154
Registrado: 23 Nov 2009 06:51
Ubicación: ???
Gracias Dadas: 16 veces
Gracias Recibidas: 24 veces

Mensaje por Big_Huge_Love » 23 Oct 2017 00:56

Si, continúa. La verdad es que es necesaria porque desde hace mucho no aparece una nueva historia de interés humano en esta sección!!! :aplauso:
[font="Palatino Linotype"]Vine por los chicos guapos... y me quedé por los chicos lindos[/font]

deivid89
Xtasiado
Mensajes: 144
Registrado: 16 Feb 2015 00:40
Ubicación: Gijón
Gracias Dadas: 24 veces
Gracias Recibidas: 30 veces

Mensaje por deivid89 » 27 Oct 2017 23:15

A ver si este finde saco un ratillo y os pongo algo nuevo ;)
Por semana casi no tengo tiempo, entre curro, clases y demás...

deivid89
Xtasiado
Mensajes: 144
Registrado: 16 Feb 2015 00:40
Ubicación: Gijón
Gracias Dadas: 24 veces
Gracias Recibidas: 30 veces

Mensaje por deivid89 » 28 Oct 2017 12:16

Venga va, aquí os dejo la segunda parte. Espero que os guste y espero vuestras opiniones. :sonrisa:


2. La llegada

Unos días más tarde al fin fue el viaje. Llegué a la ciudad por la noche, cargado de bolsas y maletas, parecía un mercader que iba a montar mi puesto en el rastro. Agotado y cansado después de unas cuantas horas de autobús, tras coger un taxi, por fin llegué a los apartamentos del campus.

Eran cerca de las once de la noche y ya era de noche cerrada desde hacía más de una hora. A pesar de estar aún en septiembre, soplaba una brisa fresca que recordaba que el otoño estaba a la vuelta de la esquina. Quedaban apenas un par de días para que empezara el curso y la zona estaba desierta, algo que me extrañó, pues pensaba que sería de los últimos en llegar y que ya habría gente por la zona, pero estaba allí, prácticamente solo. Tenía miedo de que no hubiera nadie en la recepción, o al menos, que no me dieran las llaves, porque en teoría me habían dicho que había vigilancia todo el día…

Mis peores augurios se cumplieron. Nada más entrar en el recibidor había una especie de recepción, la cual estaba vacía y no se veía a nadie por ningún lado. Me habían asegurado que no habría problema, que alguien me atendería y me daría las llaves de mi apartamento. Pero allí no había nadie. Me acerqué al mostrador, donde había un cartel, que ponía que no había servicio de recepción por la noche, pero que en caso de necesitar algo, se pulsase un botón para llamar al personal de seguridad. Eso hice, paso un minuto, pasaron dos minutos, pero nadie apareció. Empezaba a resignarme, me veía pasando la noche en uno de los sofás que había por allí.

Me fui hacia uno de los sofás y allí me senté, intenté distraerme con el móvil, pero no recuerdo nada más, porque quedé dormido debido al cansancio que arrastraba…

- ¿Hola? ¿Hola? ¿Estás bien? - Escuché mientras notaba como me zarandeaban. Abrí poco a poco los ojos y vi al guarda de seguridad, bueno mejor dicho, al chico, porque era bien joven.

- Hola, sí, sí, es que me he quedado dormido. Disculpa.
- ¿Eres nuevo por lo que veo no?
- Sí, soy Enol.
- Ah sí, te tengo apuntado de que llegarías esta noche. Me habían avisado.
- Menos mal, pensaba que me tocaría dormir aquí.
- No te preocupes, voy a por la llave de tu apartamento y te acompaño. Por cierto, me llamo Jorge, me dijo mientras me daba una palmada sobre el hombro.
- Encantado.
- Lo mismo digo.

Jorge se metió para una habitación y en un par de minutos vino con las llaves de mi apartamento y cogió la mayor parte de mi equipaje, a pesar de que yo dije que podía, pero él mismo insistió. Mientras subíamos en el ascensor por fin me fijé en él. Realmente era un “segurata” que me encantaría que me detuviese. Era un chico joven, de pelo castaño claro… Tendría unos 25 años, no más, era bastante joven, aunque bueno, para él, yo sería un crío. Pero la cosa era que me haría feliz tenerle por allí vigilando, porque eso significa que podría admirar su precioso cuerpo. Llevaba el típico uniforme de seguridad ceñido, una camisa que marcaba todos sus músculos y unos pantalones ceñidos que no dejaban mucho a la imaginación sobre sus piernas, sus fuertes muslos y el culazo que tenía. Por no mencionar su paquete. Joder Enol, vale ya, me dije mientras notaba como empezaba a excitarme por la presencia de Jorge. Pero es que sus pantalones se ceñían tanto a su cuerpo que pude darme cuenta perfectamente que su ropa interior eran unos slips que se marcaban a través de la tela del pantalón. Ahora me preguntaba que de que color serían, o de qué marca serían. Si, me encantan los tíos en ropa interior, ¿pasa algo?

Por fin llegamos a la última planta, un cuarto. Jorge se fue hacia el final del pasillo y me indicó que habíamos llegado. Me pidió no hacer mucho ruido, pues ya era tarde y podríamos molestar.

- ¿Sabes si tengo compañeros en el piso? - Le pregunté con bastante curiosidad.
- Pues, la verdad que no lo sé. Vamos, tener tienes otros dos compañeros. Es un piso de tres habitaciones. Pero no sé si llegaron en concreto los de tu apartamento. No ha llegado todo el mundo aún.
- Ah, vale, gracias.

Jorge abrió la puerta, y me ayudó a meter las maletas. Me dio la llave de la puerta del piso y la de la puerta de mi habitación.

- Tu habitación es la 3. Te ayudaría un rato más y te daría algunas indicaciones y demás, pero esta noche estoy yo solo y tengo que seguir de ronda. Si tenéis algún problema, desde el teléfono de la sala de estar, si pulsáis el botón azul nos avisáis al teléfono de guardia y os podremos ayudar.
- Gracias Jorge.
- Si no necesitas nada más, yo me voy que tengo curro.
- No, muchas gracias por todo.
- Buenas noches.
- Igual, espero que vaya bien la ronda.
- Seguro que sí. - Me dijo mientras me guiñaba el ojo.

El chico de seguridad se fue y allí me quedé. Casi a oscuras, iluminado por la luz de la calle, en silencio y suponía que solo, no había ninguna lampara encendida ni se escuchaba nada. Así que cogí las cosas y las metí en mi habitación. No estaba mal. Era una habitación moderna, de colores claros, parecía luminosa, no era muy grande, pero tampoco un zulo. Además parecía que tenía buenas vistas al parque y al fondo el edificio de la universidad.

Debería de ponerme a deshacer el equipaje, pero estaba tan cansado que después de quitarme los zapatos y los pantalones, me tiré sobre la cama y no me levanté más. Estaba por fin en la universidad, eso que tanto ansiaba, empezaba la aventura, pero de momento estaba solo, la única persona que había conocido era a Jorge y no me quejo, es un chaval bien majo y además guapete, me decía a mí mismo.

Aunque pensaba que hoy conocería a alguien más. Mi idea era la de llegar e ir a tomarme un par de birras, pero aquello lo había cambiado por una cama mullida que me ayudaba a meterme en el mundo de los sueños. Mañana sería otro día.

Platanet
Xtasiado
Mensajes: 354
Registrado: 11 Jun 2014 10:20
Gracias Dadas: 28 veces
Gracias Recibidas: 2 veces

Mensaje por Platanet » 29 Oct 2017 22:51

Me encanta cómo redactas. Esta historia tiene muy buena pinta! A ver cómo sigue...

recorder
Chico Bello
Mensajes: 46
Registrado: 29 Nov 2015 23:35
Ubicación: Galicia
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por recorder » 31 Oct 2017 15:10

Muy buena historia tío. Espero ansioso a ver como continua. Felicidades :o k:

albert1987
Xtasiado
Mensajes: 2382
Registrado: 12 Nov 2007 16:23
Ubicación: Barcelona
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 1 vez

Mensaje por albert1987 » 01 Nov 2017 18:54

Felicidades por el inicio.
Sigue pronto!
Alex1987

deivid89
Xtasiado
Mensajes: 144
Registrado: 16 Feb 2015 00:40
Ubicación: Gijón
Gracias Dadas: 24 veces
Gracias Recibidas: 30 veces

Mensaje por deivid89 » 03 Nov 2017 01:47

Platanet escribió:[SPOILER]Me encanta cómo redactas. Esta historia tiene muy buena pinta! A ver cómo sigue...[/SPOILER]

recorder escribió:[SPOILER]Muy buena historia tío. Espero ansioso a ver como continua. Felicidades :o k:[/SPOILER]

albert1987 escribió:[SPOILER]Felicidades por el inicio.
Sigue pronto![/SPOILER]

Gracias tíos!! Me alegra un montón que os mole, porque como ya os había puesto es la primera vez que publico algo así en foro a nivel de que lo pueda leer mucha gente y bueno, no sabía yo si esto tendría exito o no... Pero con que os mole ya me sirve y me anima a seguir con ello.

Espero que este finde pueda subir algún capitulillo más que tengo que escribir, porque ya os digo que tengo unas ideas y hoja de ruta de la historia, pero nada esta escrito... Así que bueno, aunque es pronto, si tenéis ideas o sugerencias para el devenir de la historia soy todo oídos!!

Lo dicho gracias e intentaré subir algo pronto!! Estad antentos!! ;)

deivid89
Xtasiado
Mensajes: 144
Registrado: 16 Feb 2015 00:40
Ubicación: Gijón
Gracias Dadas: 24 veces
Gracias Recibidas: 30 veces

Mensaje por deivid89 » 04 Nov 2017 14:13

Buenas tíos!!!

Lo prometido es deuda y os dejo un nuevo capítulo de este diario... En el capítulo que os acabó de subir veréis que nuestro prota se va a presentar en condiciones ante todos vosotros de una manera que os gustará. Espero que os guste y que me contéis que opináis. Y lo dicho, si tenéis ideas que pueda ir metiendo según se desarrolle la historia, también, ya dije que está todo abierto :sonrisa:

-------------------------------------------------------------------

3. Frente al espejo

Los rayos de sol comenzaban a colarse entre las cortinas de la habitación. Eran unos rayos luminosos y hasta potentes, se notaba que aún estábamos en septiembre y el sol todavía tenía potencia. El sol me iba despertando poco a poco. Había dormido como un tronco, pues anoche estaba agotado después del viaje, pero no tenía gana de levantarme, ninguna gana. Estaba tan a gusto entre las suave sábanas, que se me hacía muy difícil levantarme.

Estiré mi brazo hacia la mesa para coger mi teléfono, al desbloquearlo vi que aún eran las 8 de la mañana. No tenía nada que hacer, no tenía prisa, así que menos prisa iba a tener por despertarme. Dejé de nuevo el teléfono sobre la mesita y di media vuelta intentando conciliar el sueño de nuevo.

Aunque intenté dormirme otra vez, no lo hice, o al menos no quedé profundamente dormido, quedé “atontado”, dormido, pero a la vez consciente de que no estaba en sueños. Pasado un buen rato comencé a dar vueltas en la cama y ya decidí que era hora de levantarme pues ya no iba a descansar más. Tenía la sensación de que había dormido mucho y estaba completamente descansado, pero tampoco quería levantarme, pero mejor empezar a hacer algo que dar vueltas entre las sábanas.

Me levanté de la cama y fui hacia mi maleta, me puse a revolver y conseguí coger unos calzoncillos limpios y una toalla, suficiente de momento mientras me ubicaba en mi nueva habitación. Ya habrá tiempo para organizarlo todo después.

Salí de mi habitación, todo estaba vacío y silencioso en el apartamento. Empecé a fijarme en cosas que no había visto ayer por la noche. Había una pequeña salita, aunque no muy grande muy bien aprovechada con su mesa, su sofá y una televisión y justo pegada a ella una pequeña cocina. Todo muy moderno, en colores claros que ayudaban a hacer el salón más luminoso y con apariencia moderna. La verdad que las expectativas que tenía no eran tan buenas, acababa de llegar y aquel sitio me gustaba.

Fui al fondo del pasillo, detrás de la cocina, donde la otra habitación que había, que no ponía un número sobre la puerta, supuse que era el cuarto de baño. En efecto, así era. Al igual que el resto del apartamento no era muy grande, pero tampoco daba la sensación de pequeño, tenía obviamente lo necesario. Al entrar y cerrar la puerta me percaté que había un enorme espejo.

Quede un rato mirando al espejo, mirándome al espejo. Ante mí veía a un chico de 18 años que en el último año había dado un cambio físico bestial, pasando de un crío a un hombre. Mi pelo castaño estaba alborotado después de levantarme, mis ojos, entre grises y azulados estaban algo rojizos tras haberme despertado. Sobre mi tez, aún morena de los largos día de sol del verano, crecía una barba de dos a tres días que creo que me voy a dejar porque me queda de puta madre, por mucho que mi madre dijera que me veía mejor afeitado.

Seguía mirándome y recreándome en los resultados de un último año en el que empecé a trabajar algo mi cuerpo. No estaba mazado, pero si fibrado, el compaginar mis entrenos a baloncesto en el equipo del instituto y el gimnasio habían tonificado mi cuerpo. Mis brazos estaban fuertes y mis pectorales empezaban a marcarse mientras comenzaba a crecerme un fino vello sobre ellos. Mis piernas se habían fortalecido, destacando mis fuertes muslos que desde hacía unos meses estaban cubiertos por una capa de fino vello, que se volvía más denso y oscuro según se acercaba a mi ingle.
Otra de las partes de mi cuerpo que empezaba a coger forma eran mis abdominales. Bueno, realmente empezaban a tener una pequeña marca, no podía hablar de tableta, pero sabía que ese era el camino. Entre ellos mi pequeño ombligo, juguetón como me había dicho una vez un chico, realmente no sé por qué me dijo aquello, pero me gustó. De él surgía una pequeña senda de vello fino que iba marcándose cada vez más y haciéndose más gruesa conforme descendía hasta perderse tras el elástico de mis calzoncillos. Era lo que yo llamaba la línea de la perdición, pues no había duda que esa línea marcaba el camino inequívoco a la “joya de la corona” de cualquier hombre.

Llevaba unos bóxers de color azul, que sin ser de marca, me hacían un cuerpo de puta madre, me marcaban bien el culo, se ajustaban bien a mis muslos y me marcaban un buen paquete ajustándose perfectamente a mi anatomía masculina. Cogí mi teléfono y me saqué una foto al espejo. No es que sea egocéntrico, ni mucho menos, pero me veía sexy o al menos a mi me encantaría encontrarme a un tío así recién despertado, con el pelo alborotado y marcando paquete en gayumbos. ¿A quién no le gustaría algo así por la mañana? Además esa foto me serviría para ligar en un futuro.

No me lo pensé mucho más, puse las palmas de mis manos sobre mi cintura y las deslice hacia abajo agarrando el elástico de mis bóxers para quitármelos. Ahora estaba completamente desnudo frente al espejo. Me veía en conjunto y aunque tenía mucho margen de mejora me gustaba, no tenía mal cuerpo.

Me fije en lo que tapaban mis bóxers y si marcaban paquete era por algo. En el último año y medio mi polla y mis huevos también habían cambiado, dejando atrás los atributos de un adolescente para parecerse a los de un hombre. Tenía una polla de tamaño normal, pero que yo consideraba bonita, era completamente proporcionada y me gustaba su forma y el tono algo moreno que había tomado en los últimos años. Prefería eso que a esas pollas enormes y desproporcionadas de algunos actores porno y que yo consideraba feas. De la base de mi pene crecía una buena cantidad de vello denso y negro que se extendía en todas direcciones, uniéndose con la línea que bajaba desde mi abdomen o con el vello que subía desde mis muslos. También cubría, aunque más levemente mis pelotas.

Consideraba que tenía un par de huevos bien puestos, por muy poético que suene, pero también me gustaban, eran de buen tamaño y me proporcionaban demasiado placer en forma de buenos orgasmos. Además hoy estaban más “gordos” de lo normal, pues llevaba un par de días sin descargar y el cuerpo ya me pedía acción.

Llevaba un buen rato observándome al espejo y ya parecía que rondaba lo narcisista, pero cuando te curras el cuerpo en el gimnasio, te gusta ver los resultados.

Una vez acabado mi momento egocéntrico de la mañana decidí meterme en la ducha. Estuve un buen rato bajo el agua caliente, desconectando de todo, relajándome y pensando en como organizar el día y las cosas que debería de hacer. Me lo tomé con calma y tras más de treinta minutos decidí salir de la ducha, me sequé y me puse el bóxer limpio que había cogido antes, este de color verde y que también me hacía un cuerpo muy bonito.

Salí del baño y me dispuse a ir hacia mi habitación. Ya estaba en el salón, cerca de la puerta de mi habitación cuando se abrió otra de las puertas.

- Cojonudo Enol, y tu medio en bolas en el salón - Pensaste mientras escuchabas como se abría la puerta…

marin
Xtasiado
Mensajes: 1804
Registrado: 31 Oct 2011 22:59
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 1 vez

Mensaje por marin » 05 Nov 2017 02:27

Con esa descripción que haces de tu cuerpo le permites al lector no solo imaginarte sino también pensar que esta uno al lado tuyo disfrutándote muy de cerca, promete tu relato, gracias por compartirlo.][/B

deivid89
Xtasiado
Mensajes: 144
Registrado: 16 Feb 2015 00:40
Ubicación: Gijón
Gracias Dadas: 24 veces
Gracias Recibidas: 30 veces

Mensaje por deivid89 » 05 Nov 2017 04:03

marin escribió:[SPOILER]Con esa descripción que haces de tu cuerpo le permites al lector no solo imaginarte sino también pensar que esta uno al lado tuyo disfrutándote muy de cerca, promete tu relato, gracias por compartirlo.][/B[/SPOILER]


Gracias por comentar. Me alegra que te guste, pero quiero dejar claro que el relato es 100% ficción, los personajes, descripciones, etc. No es ni mucho menos una descripción propia mía ni de mis vivencias, independientemente de que pueda haber alguna que otra cosa en común a todos los chicos y por la que la gran mayoría hemos pasado ;)

tipostilo
Xtasiado
Mensajes: 138
Registrado: 08 Feb 2006 02:26
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 1 vez

Mensaje por tipostilo » 05 Nov 2017 04:33

Deseando que llegue el siguiente capitulo...

Gracias. :o k:

xx
Xtasiado
Mensajes: 1540
Registrado: 22 Jun 2009 15:53
Gracias Dadas: 32 veces
Gracias Recibidas: 32 veces

Mensaje por xx » 05 Nov 2017 15:07

Muy bueno el relato, tiene muy buena pinta, estoy deseando ver la continuación
XX

albert1987
Xtasiado
Mensajes: 2382
Registrado: 12 Nov 2007 16:23
Ubicación: Barcelona
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 1 vez

Mensaje por albert1987 » 05 Nov 2017 23:10

Perfecta redacción.
Haces que visualizemos al protagonista al 100%.
Sigue asi'
Alex1987

Avatar de Usuario
roger08
Xtasiado
Mensajes: 315
Registrado: 06 Dic 2006 16:30
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por roger08 » 06 Nov 2017 00:52

Quiero continuación, esta muy buena la historia

deivid89
Xtasiado
Mensajes: 144
Registrado: 16 Feb 2015 00:40
Ubicación: Gijón
Gracias Dadas: 24 veces
Gracias Recibidas: 30 veces

Mensaje por deivid89 » 11 Nov 2017 03:02

Hola chicos!

Gracias a todos por vuestros comentarios, me alegra un montón que os guste como redacto y que os enganche la historia, ya os digo que eso es lo que me anima a seguir con ella. Por fin estamos ya de finde y hoy puedo trasnochar un poquito y sacar un rato para escribir y aquí os dejo la continuación. El cuarto capítulo de este diario tan particular... Espero que os guste y espero vuestros comentarios y sugerencias.

A ver que os parece!

-------------

4. Primer encuentro...

Mientras estaba el salón escuché el crujido de una de las puertas al abrirse. Estaba claro que no estaba solo en el apartamento. Alguno de mis compañeros se disponía a salir de su habitación. Anoche pensaba que no habría nadie, veía raro que a las doce de la noche, sin clase al día siguiente no estuviera nadie por el salón o no se escuchase ruido. Si mal no recuerdo cuando llegué, anoche, todo estaba tranquilo y silencioso y no se veía luz en ninguna habitación. Fue poco inteligente el pensar que mis compañeros no aprovechasen los últimos días de vacaciones antes de empezar el curso para salir de marcha…

El caso es que todas mis teorías sobre si había gente o no ya no tenían ningún sentido, ahora mi problema era otro completamente distinto. Estaba en medio de la salita, mientras uno de mis compañeros salía de su habitación. El primer contacto era inminente. Realmente ese no era el problema, estaba claro que iba a convivir con ellos y tenía que conocerlos. El problema es que la primera vez que me van a ver estoy medio en bolas, únicamente con los bóxers verdes que me había puesto hacía unos pocos minutos. Menos mal que son estos y no unos de esos viejos roñosos… pero vamos, poco más podía hacer.

Finalmente la puerta se abrió y un chico salió del interior de una de las habitaciones, directamente hacia el salón. Ya lo tenía frente a mí y por lo visto creo que precisamente el problema no era mío, sino de él.

- Ostia tío, perdona joder, pensé que estaba solo.
- No pasa nada.

Esas fueron nuestras primeras palabras. No fueron un hola o un qué tal… ¿El motivo? Que yo estaría en bóxers, pero mientras tanto tenía ante a mí a un chico completamente desnudo, que apenas se había inmutado por estar en bolas ante mí. Con toda naturalidad cogió la toalla que llevaba colgando sobre sus hombros y se la anudo sobre la cintura para tapar sus partes. Yo estaba bloqueado, la visión de semejante maromo en bolas ya me había perturbado.

- Bueno tío, lo siento, perdona. No suelo presentarme a los demás desnudo, pero como te comentaba antes, pensaba que aún seguía solo. Por cierto, me llamo Fernando, pero bueno como ese es el nombre que usa mi madre cuando está de mala ostia conmigo, prefiero que me llamen Fer. Encantado. - Me dijo mientras me tendía su mano. Yo le respondía extendiendo la mía y estrechándosela con fuerza.
- Encantado Fer, yo me llamo Enol.
- Esto… voy a ver si me ducho y si eso charlamos ahora mientras desayunamos, que tampoco es plan que estemos los dos en bolas. ¿Has desayunado ya?
- Eh no, no. Pues vale, aunque yo tendría que ir al super a comprar algo, porque no tengo nada…
- Tranquilo tengo yo de sobra, o bueno, mejor si quieres podemos bajarnos a la cafeta y nos tomamos algo.
- Por mí perfecto, era lo que tenía pensado.
- Pues nada tío en 10 minutejos estoy listo.

Fer se fue a la ducha y yo me fui directamente a la habitación. Me senté sobre la cama y estuve unos minutos pensando en lo que acaba de pasar. Realmente no es que fuera algo muy trascendente, pero la situación fue cuanto menos curiosa y mi mente empezaba a recrearse en el cuerpo de Fer. Inconscientemente y sin darme cuenta, mi mano se había ido sobre el paquete que ya abultaba sobre el bóxer.

- Joder. - Dije casi gritando al ser consciente de lo caliente que estaba.
- ¿Pasa algo? - Preguntó Fer desde el pasillo.
- No, no, tranquilo - dije rápidamente - simplemente que casi se me cae el teléfono al suelo.
- Ah vale, vale. Si necesitas el baño, ya acabé, voy a vestirme.
- Gracias, yo ando en ello.

No, no andaba en ello. Estaba acariciándome el paquete mientras me recreaba en el encuentro previo y la forma en la que había conocido a Fer, que por cierto estaba de muy buen ver. Mi polla estaba completamente empalmada, presionando con fuerza la tela de mis bóxers. Tela que yo acariciaba suavemente mientras en mi glande sentía las cosquillas que hacían mis dedos sobre una tela que empezaba a estar húmeda por la lubricación del líquido preseminal que empezaba a escapar de la punta de mi polla. Estaba poniéndome muy cachondo.

- Joder Enol, ya está bien. - Me dije mientras me autoconvencía de que no era el momento de hacerme un pajote. Fer ya estaba vistiéndose y yo estaba aún medio desnudo. Cogí los primeros pantalones que pillé, me los subí y me coloqué mi paquete como pude para intentar ocultar la fuerte erección que tenía.

Acabé de vestirme, me peiné y por fin estaba listo. Salí de la habitación y Fer ya me esperaba sentado en el sofá de nuestro pequeño salón.

- Ey tío, ¿qué tal? - me dijo mientras se levantaba y se acercaba a mí.
- Bien, bien. Ubicándome aún.
- Ya, normal. Bueno tío, encantado, que ahora podemos saludarnos al fin vestidos. Bienvenido. - Vino hacía a mí y esta vez su saludo fue más efusivo, no fue un formal apretón de manos, más bien chocamos nuestras manos en plan colegueo.
- Muchas gracias tío y encantado también.
- ¿Cuando has llegado?
- Ayer, sobre medianoche.
- Ah claro, por eso no coincidimos, yo ayer aproveché para salir y llegué algo más tarde.
- Yo pensaba que estaba solo, por eso salí del baño en ropa interior.
- Bueno, lo mío fue un “epic fail” que si pensaba que estaba solo y salí directamente en bolas. Menos mal que no salí 5 minutos antes con el empalme mañanero, que sí no no sé que ibas a pensar de mí. - Pero ¡Qué cojones! ¿De verdad ha dicho eso? Y encima lo hace medio riéndose…
- Ya bueno, a ver tampoco pasa nada, entre tíos…
- Nos vamos entendiendo, porque, bueno sino te molesta, a mí en casa me gusta ir cómodo y la verdad que suelo andar por ahí en gayumbos o alguna vez sin ellos - dijo mientras se reía y a la vez que mi polla me recordaba que seguía con vida bajo mis pantalones. Ella también se alegraba de saber que a Fer le gustaba exhibirse.
- Nada tío, no hay problema por ello.
- Bueno ahora sí, tenemos otro, que mi estómago me pide desayunar, así que si te parece bajamos y si quieres te enseño un poco esto.

Acepté sin dudar ni un minuto. Fer salió del apartamento en dirección al ascensor y yo fui detrás de él. Ya dentro del ascensor pude sentir el olor a desodorante y colonia que emanaba de Fer… Olía muy bien, ese olor a limpio y recién duchado que tanto me gustaba.

Estaba claro que mi aventura en el campus no podía haber comenzado mejor, un pequeño apartamento que me encantaba y al menos uno de mis compañeros, el único que acaba de conocer hace unos minutos, era guapo, super majo y ya me dejó bastante claro que iba a verle por casa ligerito de ropa… No podía pedir más…

juanchito34
Chico Bello
Mensajes: 28
Registrado: 19 Jun 2014 03:27
Ubicación: Argentina, Santa Fe
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por juanchito34 » 11 Nov 2017 05:33

Genial continuación! Espero que actualices pronto ! Saludos :D

rubas17
Xtasiado
Mensajes: 199
Registrado: 04 Ene 2017 06:01
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 2 veces

Mensaje por rubas17 » 11 Nov 2017 06:27

Genial ,ésto cada vez está mejor :jiji: :jiji: :o k: :o k: :o k: :o k: :o k:

deivid89
Xtasiado
Mensajes: 144
Registrado: 16 Feb 2015 00:40
Ubicación: Gijón
Gracias Dadas: 24 veces
Gracias Recibidas: 30 veces

Mensaje por deivid89 » 12 Nov 2017 02:58

Gracias chicos, a ver si con suerte mañana puedo publicar el siguiente capitulo :o k:

rubas17
Xtasiado
Mensajes: 199
Registrado: 04 Ene 2017 06:01
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 2 veces

Mensaje por rubas17 » 12 Nov 2017 06:06

si que bien, ojalá y tengas tiempo de publicarlo, no me gustaría esperar mucho para leer la continuación

albert1987
Xtasiado
Mensajes: 2382
Registrado: 12 Nov 2007 16:23
Ubicación: Barcelona
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 1 vez

Mensaje por albert1987 » 12 Nov 2017 16:22

De nuevo genial.

Redaccion informal,ligera y con todos los detalles pertinentes.

Bienvenido Fer! :helado:
Alex1987

aguila roja
Chico Bello
Mensajes: 71
Registrado: 22 Feb 2011 22:39
Gracias Dadas: 0
Gracias Recibidas: 0

Mensaje por aguila roja » 15 Nov 2017 12:32

muy buena historia¡¡ espero que continúes pronto¡¡¡

deivid89
Xtasiado
Mensajes: 144
Registrado: 16 Feb 2015 00:40
Ubicación: Gijón
Gracias Dadas: 24 veces
Gracias Recibidas: 30 veces

Mensaje por deivid89 » 15 Nov 2017 22:56

Muchas gracias chicos... Eso es lo que anima a seguir con esto, ahí os dejo la continuación, a ver que os parece! :bai

------------------------------------------------

5. El Chico tímido

En menos de cinco minutos Fer y yo estábamos en una de las cafeterías de la zona, bueno más bien en la terraza, el cálido y agradable sol de una mañana de septiembre invitaba a pasar la mañana a los rayos del sol.

Fer resultó ser un chico muy majo. Mientras desayunábamos comenzamos a coger confianza entre los dos y comenzamos a contarnos un poco de nuestras vidas para conocernos mejor. Mi primera impresión, de hacía unos minutos iba cumpliéndose, Fer parecía un tío de puta madre.

Durante el desayuno me pude enterar de que me saca dos años, tiene 20 años y se encuentra entre segundo y tercer curso de ingeniería en telecomunicaciones. Aunque no es exactamente lo mismo que mi rama informática si que tocamos algunas asignaturas comunes, por lo que rápidamente se ofreció a dejarme apuntes, aunque ha dicho que no es que fuera un estudiante brillante, pero ya solo con ofrecerse a ello me ganó.

También me dijo que por ahora no tenía novia, ni ganas de comprometerse… Ahí se me vino el bajón de cualquier oportunidad con él, ya dijo la palabra maldita, “novia” - Joder Enol tío, que le acabas de conocer y estás pensando en que si tiene novia o no. - te decías a ti mismo mientras seguías escuchando como el objetivo de Fer durante este curso era no enredarse en relaciones tormentosas con las tías. Su objetivo según él, era el abc, de la vida universitaria, fiesta, pasarlo bien y follar sin pensar en relaciones. De hecho ya me lió para una fiesta el próximo fin de semana.

Terminamos el desayuno y el resto de la mañana la dedicamos a conocer el campus, bueno más bien a que Fer me enseñase el campus, los aularios, la biblioteca, zonas de laboratorios… También nos acercamos hasta el pabellón polideportivo, donde estaban los gimnasios, la piscina y demás instalaciones deportivas. No estaba nada mal y además yo podría seguir con mis entrenamientos.

Sin darnos cuenta, nos dio la hora de comer y ya que Fer me había invitado al desayuno, no me quedó otra que invitarle a comer, aunque simplemente fuese un menú de hamburguesería. Comimos y seguimos charlando de nuestras cosas.

Llego la tarde y el buen tiempo invitaba a pasear y estar por la calle. En este momento decidí yo el siguiente punto a visitar. Y ese fue la playa, llevaba mucho tiempo esperando por el ver y volver pisar la arena en la que jugaba de pequeño durante los largos días de verano.

Fer era un tío super majo y la verdad que el día me paso volando, cuando nos quisimos dar cuenta el sol ya estaba naranja y bajando rápidamente, no tardaría mucho en anochecer, por lo que decidimos volver lentamente hacia el apartamento.

- Por cierto Enol, que estuvimos hablando todo el día y creo que no hablamos del tema.
- Tú me dirás.
- Ah no nada, que bueno, que aunque no estaba en el apartamento, has de saber que tenemos otro compañero más en el piso.
- ¿Esto de decírmelo así es por qué hay que tener cuidado con él o algo?
- Jajajajaja - se reía - No, no, que va. Simplemente para que lo supieras, porque es posible que Sergio esté en casa cuando lleguemos.
- Osea que se llama Sergio.
- Exacto.
- ¿Y qué tal es?
- Es muy buen chaval, pero ojo, aquí acuérdate de quien te ha enseñado el campus, eh! que ya me debes una - me dijo mientras me guiñaba el ojo.
- Vale, ¿un par de cañas sirven?
- Las acepto. Pues nada no te preocupes, con Sergio todo muy bien, es muy buen chaval, lo único que bueno es un poquito tímido. Al principio será de pocas palabras contigo, pero cuando te coja confianza verás que es muy majo.
- Entiendo que ya le conoces de antes…
- Sí, coincidimos ya en el apartamento el curso pasado.

Mientras charlábamos por fin llegamos al apartamento. La noche había caído y comenzaba a refrescar, por lo que los dos agradecimos el haber llegado, además yo tenía bastante intriga por conocer a Sergio. Cuando entramos en el piso todo estaba tranquilo y en silencio.

- Este, está encerrado en la habitación jugando a la consola. ¡Sergio, Sergio! - Gritó Fer con fuerza.
- ¿Ya estás dando voces? - Se escuchó tras una de las puertas.
- Sal anda, que tenemos visita.
- ¿Qué? - Preguntaba con tono extrañado un chico que salía lentamente de su habitación.
- Sí, que tenemos nuevo compi en casa.
- Anda, pensábamos que nunca ibas a llegar. - Dijo con una voz suave mientras se acercaba a nuestra posición, pero si, se notaba su timidez en que apenas me miraba directamente a los ojos.
- Pues es de los tuyos. - Dijo Fer.
- ¿De los suyos? - Pregunté extrañado.
- Sí, Sergio es… Bueno mejor que te lo diga él que así os vais conociendo. Por cierto Sergio, este es Enol.
- Encantado Enol. - Me dijo Sergio mientras me estrechaba la mano, yo le correspondí igualmente.
- Por cierto, - le pregunté extrañado - ¿Qué es eso de que eres de los míos?
- Lo mismo quisiera preguntar yo, porque Fer es un vacilón y encima ahora se encierra en la habitación. Pero supongo que se referirá a que estudiaremos lo mismo.
- Yo estoy matriculado en Informática.
- Bingo, yo empiezo segundo este año.

Al final Sergio no era tan tímido como Fer decía, obviamente no era tan extrovertido como él, pero estuvimos un buen rato hablando y conociéndonos un poquito. Tenía 19 años y también parecía muy buen chaval como me había advertido Fer. Sergio era un chico de estatura media y algo delgado. Tenía el pelo corto moreno, ojos marrones que me costó ver, porque si es verdad que apenas fijaba la mirada. Su piel era de un tono moreno que le daba un puntillo, aunque si tuviera que definirlo diría que era un chico completamente normal, de esos en los que no te fijas porque no destacan, pero que son los que te acaban enamorando.

Tras un rato de charla, cada uno nos fuimos a nuestra habitación. Sin haber hecho nada del otro mundo, había sido un día cansado, también arrastraba el cansancio del día anterior y necesitaba descansar. Así que sin pensarlo mucho más me metí en la cama sin ser mínimamente consciente de lo que pasaría esa madrugada…

Responder