• Publi Juicy Invitados
  • Publi Juicy Todos

Mi Cuñado Favorito

#1
Difícil aguantar la respiración al momento de estar frente a el, no solo el respirar sino sentir el cosquilleo de mi verga que reacciona. Sabía que vendría durante el dia al departamento a traer unas cosas que le encangó su hermano, pero nunca esperaba estar solo en ese momento ya que no aviso a la hora en que llegaría. Traía una Polo pegadísima, se notaban sus pechos super fuertes y hasta el six pack marcado, unos brazos gruesos y musculosos, sus venas y manos eran otra cosa. Su blue jeans no dejaban nada a la imagnación, nalgas, piernas, chamorros…del otro mundo! Un hombrezote no con ganas de comérmelo sino que me cogiera como él quisiera.
Caminó hacia la puerta quitándose los huaraches que traía, dejándome ver sus pies, los cuales eran parte de su encanto. Antes de que timbrara al abrir la puerta mi mirada se fue directo a su bulto que se marcaba en su pantalón, Seguro que no usaba truza pues se delineaba exactamente su fierro de buen tamaño, marcando a su lado izquierda como si la hubiera acomodado antes de bajar de su camioneta, se notaba la cabeza grande y gorda, traía en sus manos dos paquetes con lo que le había encargado Loui, al quererme saludar John perdió el control de una de las bolsas y cayó al piso, saltando el jugo de una de botellas que se había quebrado al estrellarse en el piso. Se manchó la camiseta y el pantalón, tratando de ayudar intenté secar con una toalla pero no fue buena idea. El acomodó las cosas en la mesa, se quitó la Polo Shirt y sudé sintiendo como mi garrote se empezaba a empalmar y el lo estaba viendo disimulando un poco al voltearse hacia otro lado. Pero no era el disimular sino que era para acomodarse de alguna manera para quitarse los Jeans. Culázo!!! Peludito, peludo y rico, lo recorrí completito desde los tobillos, chamorros, antepierna y esas dos tremendas y ricas nalgas, entre lo atontado que estaba con aquello escuché su voz preguntándome si se podia voltear pues tenía algo de problemas con su cosa…!!!

Largos segundos duró John para voltearse, después de ver aquello, hubiera sido capaz de esperar tres, segundos, minutos, horas o días, veinte centímetros de pura carne, gruesísima, circunsidada, cabezona deliciosa, paradísima con una curva, hacia arriba y al techo. No podia dejar de mirarla pues se movía de un lado a otro, que se me trababan las quijadas ufs. La agarró con su mano terecha quedando mas de la mitad al descubierto y con su izquierda se tocaba sus huevos. Mi verga soltaba precum y mi culito pedía leche, se me cerraba sintiendo un deseo inexpicable.
Turbado lo escuché decirme que si le permitía meterse a la regadera para limpiarse un poco pues se sentía todo pegajoso y el olor al jugo. Perdón claro que si, pásale tu sabes donde esta el baño mientras te llevo una toalla y algo de ropa. Lo ví ir frente de mi caminando, moviendo sus nalgas de tal manera que no podia quitarle los ojos de encima, yo creo el sintió la mirada y volteó de reojo sonriendo coqueto y bajando a mirar mi entrepierna que ya no escondía lo erecto de mi pene y que automáticamente la agarraba con mi mano. Escuché como habría la regadera mientras yo buscaba entre mi ropa y su hermano algo que le pudiera quedar pues John era mucho mas grande corporalmente que nosotros y dificil que tuviéramos algo que le quedara comodamente. Sólo encontré un Jockstrap y una camiseta de tirantes y un short que un día su hermano usaría en el equipo de gimnasia de la Universidad. Al momento de entrar al baño con la ropa en la mano intenté decir algo pero al voltear a verlo John estaba con los ojos cerrados jaládose su enorme verga, el agua caía en su musculoso cuerpo y el daba pequeños gemidos de placer, abrió sus ojos, mirádome ahí parado me dijo…Ven entra por lo menos bañate conmigo no?
Sin poder decir nada dejé la ropa que traía en la mano en el lavabo, me quité mi camiseta, los tennis, los pantalones que traía y sole me deje el boxer negro bien ajustado que traía puesto.

Naaa me dijo, tienes que estar parejo a mí, sin nada. Por lo menos para bajarnos el calentón que traemos con el agua no? Solo pude mover la cabeza confirmándole la pregunta que hacia. Me bajé el boxer y saltó mi verga ya parada, que de porsí llamaba mucho la atención por lo curveada que estaba hacia la izquierda, cabezona y gorda no tanto como la de John pero se defendía. Entré a el agua acomodándome para que callera en mi espalda. Sentí como sus manos tomaron mi cintura, acercándome poco a poco hacia él, sentí su verga como rozaba mi raja, la volvió a agarrar con fuerza y me recorrió de arriba hacia abajo, cuando pasó por mi culito se lo abrí y lo cerré para que sintiera y supiera que lo quería y lo necesitaba adentro de mi. Volvió a pasar de la misma manera aguantando en mi agujero con su precum lo lubricó y empujó hasta meterme su cabezón, la sacó y me la volvió a clavar, pidiéndole yo que quería más y más.

La sacó de jalón y me dobló hacia el frente, bajando mi espalda y se agachó a comerme el culo con su lengua, me hizo gritar y pedirle sin parar que quería su leche y el pedazo de carne que tenía, así doblado como me tenía se levantó y con sus manos me abrió las nalgas y me dejó ir completita la VERGA completa, entró las veces que quizo el cabrón haciendome llorar y bramar por mas, fue acelerando hasta soltar pinches cuatro o cinco chorros de mecos en mi culo.
Calientes y espesos, seguía moviéndose mientra por mis piernas bajaba su leche y yo sentía tocar el cielo por la cogida única de mi cuñado, con un cuerpo de adónis pero le major vergota antes sentida, asi como los litros de leche caliente que he tenido en mi culo.
Nos acomodamos en la regadera sentados en el piso, dejando que nos cayera el agua, me mastubo con sus manos hasta soltar mis mecos y al terminar quedamos recargados cerrando los ojos por unos momentos. Escuchamos como se abría la puerta de la casa y un grito, solo alcancé a decirle…Es tu hermano….El abrió la puerta del baño!!!
 
  • Publicidad +