• Publi Juicy Invitados
  • Publi Juicy Todos

En la sala de yoga.

#1
Hola! pensé en compartir esta experiencia que tuve unas semanas atrás :P

Soy Gonzalo tengo 21 años, hace ya un tiempo empecé a ir al gimnasio porque quería verme mejor (y tener un buen culo jeje), resulta que al principio cuando recién comencé nadie me miraba mucho, pasaba casi inadvertido, pero ya al año cuando ya estaba mas atlético y culón comencé a llamar un poco la atención. Resulta que hace unos meses llegó un hombre nuevo al gimnasio, va a las mismas horas que yo (cerca de las 2 am pues estudio y trabajo durante el día), nunca hablamos, pero si nos saludábamos de vez en cuando, es alto, cerca del 1.90, tiene el cabello castaño y es un musculoso, no fisiculturista, pero tiene un cuerpo bien trabajado y tonificado. Usualmente yo hago mis calentamientos y estiro mi cuerpo en la sala de yoga que esta abierta toda la noche, hay unas colchonetas y barras asi que uno puede ir y elongar, resulta que siempre lo veía cuando pasaba por afuera, y mirando hacia adentro, sonreía y seguía caminando.
Ese día me preguntó si podía ayudarlo a estirarse, que se sentía un poco tieso. Le di algunos tips, y le ayudé.
A la noche siguiente conversamos otro poco sobre ejercicios, y un poco sobre la vida. Continuamos hablando hasta que salió el tema de la sexualidad, el no estaba completamente seguro de ser heterosexual, ya había tenido sexo con hombres y lo disfrutaba, pero no estaba cien por ciento cómodo con eso, al menos porque no los conocía lo suficiente. Después de esa noche hubo mucha tensión sexual entre nosotros, nos mirábamos cada vez que podíamos, sonrisas, etc.
Cerca de ya dos semanas atrás me habló a penas entré al camarín a cambiarme de ropa. Se veía un tanto nervioso y ansioso. Le pregunté que le pasaba, si había algún problema, a lo que me confesó que después de nuestra charla de la otra noche no podía dejar de pensar en tener sexo conmigo, que no podía dejar de imaginar mi culo encima de él, le dije que estaba bien, que podíamos hacerlo cuando quisiera (yo igual muy nervioso, pero quise parecer genial y despreocupado), me dijo que mañana en la noche sería una buena idea, asi que apenas llegue a casa después de entrenar me metí a la ducha y me afeité por completo, casi no pude dormir de lo ansioso.
A la noche siguiente vi su auto estacionado afuera del gimnasio, cuando entré el ya estaba en la saya de yoga, estirando, estaba descalzo, son un par de shorts y una camisa sin mangas, me sonrió cuando entré y su cara se puso muy roja.
Nos sentamos en una colchoneta por un par de minutos, el me miraba y luego miraba mis piernas, hasta que le pregunté si estaba listo, y que de no estarlo lo había problema, no lo forzaba a nada. su respuesta fue un beso, largo y apasionado, poniendo su mano en mi nuca mientras la otra acariciaba mi pierna. Abrí los ojos y lo miré, se veía inocente y atractivo, con las mejillas rojas, nos separamos y me sonríe, sin pensarlo me senté sobre sus piernas y nos besamos un poco mas, sus manos estaban en la cochoneta, no quería tocarme, asi que las tomé y las puse en mi culo, sentí como su cuerpo temblaba y luego se calmaba, Le toqué los hombros, el cuello, el pecho... luego me tomó de la cintura y nos dio vuelta, yo acostado sobre la colchoneta y el sobre mi, me besó y luego se quitó la camisa, ahi de verdad le puse atención a su cuerpo, lo primero que me percaté fue que se afeitaba las axilas, limpias y brillantes, tenía pelo en el pecho pero muy corto, como que se lo había afeitado y ya le estaba creciendo, tenia los abdominales perfectamente afeitados, yo también me saque la camisa y lo abracé mientras nos besábamos, su cuerpo húmedo de sudor rozando el mio, me susurra que lo siente, pero que ya la tiene dura, le digo que si puedo probarla, y con la cara muy ruborizada me dice que si, se acuesta sobre la colchoneta y me mira, su pene se veía debajo de los shorts, apretada, queriendo salir, le saqué los shorts y me di cuenta que no estaba usando ropa interior, su pene por otro lado... una maravilla, no era espectacularmente grande, pero si era grueso, glande brillante, el tronco era grueso, un poco venoso. Estaba perfectamente afeitado, igual que sus bolas a excepción de un rectángulo de vello pubico en la base.

(Si quieren la continúo :P )

En la sala de yoga.

#3
Continuando.

Cuando le vi el pene se me hizo agua la boca, tan parado y duro, él me miraba nervioso, sin pensarlo me arrodillé entre sus piernas y tomé el pene de la base, palpitaba y se sentía caliente, lo primero que hice fue darle un beso al glande, el se rió un poco, luego una lamida, después lamer el tronco de arriba a abajo, chupar suavemente sus bolas, lo podía escuchar tratando de no gemir, pero su respiración y su cara roja lo delataban, miraba el techo de la sala y respiraba muy profundo. Cuando me puse el glande en la boca y comencé a chupársela no tuvo otra opción que gemir, un gemido mas parecido a un gruñido que le salió de muy adentro, me pasaba las manos por el cabello y me miraba, después de tomar el ritmo cerré mis ojos y disfruté cada centímetro de su pene, cada cierto rato sentía su mano tratando de acariciar mi cabeza pero parecía que lo dudaba. Cuando abrí los ojos lo vi con las manos detrás de la cabeza, su respiración estaba un poco agitada, tenía el pecho rojo al igual que su cara, me detuve y sus ojos me miraron "hice algo mal?" me pregunta, sacudo la cabeza y le lamo el glande una ultima vez, "podemos hacer el 69?" me pregunta, asentí, quitándome los pantalones del gimnasio, y los boxer (gracias al cielo me había afeitado entero la noche anterior), me hizo un gesto para que me sentara en su pecho, y así lo hice, con mucho cuidado puso sus manos en mis nalgas y las apretó suavemente, luego un poco mas fuerte, las separaba y las juntaba, su pene estaba muy duro, y cuando lo comencé a chupar de nuevo pude ver la reacción en sus pies, después de unos segundos sentí su respiración en mi ano, seguido de un beso, una lamida y un gemido. me daba un poco de cosquillas sentir los pelos de su pecho en mis bolas, pero era rico. Sentía como trabaja de penetrarme con la lengua, y luego un dedo, dios, hace tiempo que no sentía eso, gemí de dolor y se detuvo, tuve que asegurarle que estaba bien para que continuara, siguió, metiendo el dedo despacio, luego un poco mas rápido, mas profundo, luego paraba, me lamía otro rato y seguía dedeandome, metió dos dedos, yo gemía fuerte y trataba de hacerlo despacio. De un momento a otro me levantó por la cintura y me acostó sobre la colchoneta, se acostó a mi lado, levantó una de mis piernas y mientras me besaba seguía dedeandome, yo gemía en su boca lo que al parecer lo calentaba más aun. Se detuvo de a poco, y se deslizó hasta un bolso que tenía cerca de nosotros, saco un lubricante y varios condones, los dejó encima de otra colchoneta mientras se ponía uno con cuidado, yo lo miraba con atención, estaba sentado con las piernas abiertas, el pene duro mientras se ponía el condón, luego me mira, yo instintivamente levanté las piernas, exponiendo mi culo, el se arrodilló y luego me miro, "listo?" me pregunta, yo asiento, sabiendo el dolor y el placer que se avecina. A penas metió el glande sentí una corriente en todo mi cuerpo, que me hizo tiritar y luego vino un relajo momentáneo, el me miraba fijo, me tenía tomado de los tobillos, y lentamente movió sus caderas hacia adelante, fue una sensación indescriptible, era doloroso pero también era excitante, sentía su pelvis chocar con mi trasero, era difícil mantener mis caderas en alto mientras me penetraba, así que saqué la toalla de su bolso, la enrollé y la puse cerca de mi culo. "No me gusta ir rápido, si no te molesta" abrí los ojos y me estaba mirando, pero no como antes, sino que ahora se veía como un sentimiento, se movía lento, podía sentir cada centímetro de su pene entrando, puso uno de mis tobillos en su hombro, y luego de la nada tomó mi tobillo derecho y comenzó a lamer mi pie, era una sensación nueva, me sentía extasiado, gemí fuerte, arqueando la espalda, sonrió y continuó lamiendo, luego mis dedos, cerrando los ojos.
Estuvimos en esa pose algún rato, no puedo recordar el tiempo, cuando se acostó sobre mi, abrazándome, crucé mis tobillos en su espalda, y comenzó a penetrarme fuerte, no rápido, pero fuerte, sentía su respiración y sus gruñidos en mi oído, su torso rozando el mio, sentía como el sudor lo hacía resbalar, me besa la mejilla mientras entra y sale, "quiero que me cabalgues" me susurra, su ritmo se vuelve mas lento, luego me toma de la cintura y nos gira, ahora el esta acostado sobre la colchoneta, tiene la cara y el pecho sudados, y me sonríe ampliamente, le sonrío de vuelta, su pene ya no estaba dentro de mi, asi que de rodillas me levanto un poco, y lo acomodo. Lentamente me siento sobre el, dejando que la gravedad me haga caer sobre él, pone sus manos en mis caderas, presionandome hacia abajo, tengo su pene muy profundo, puedo sentir el parche de pelos contra mis bolas, me sujeto de sus hombros y comienzo a moverme en círculos, lo escucho suspirar, y decir "oh m... " cerrando los ojos, continúo moviendome, luego hacia atras y adelante, él se pasa las manos por el pelo, mirandome, y luego mirando el techo, la verdad nunca había sentido unas ganas tan grandes de lamer unas axilas, pero las de él... se veían exquisitas (lo siento si esto es medio asqueroso para algunos), me incliné hacia adelante, y lamí sus biceps, sus gruñidos y gemidos eran fuerte y profundos, luego lamí sus axilas y creo que con eso ya estaba listo, su cuerpo tembló un par de segundos, luego me abrazó por la cintura, levantó las caderas y se vino dentro del condón. Respiraba rápido y profundo, tenía su frente pegada a mi pecho, luego me mira y me dice "lo siento", fue algo raro que decir y le pregunté que por qué lo sentía, y me responde "me vine muy rápido, tal vez querías hacer mas cosas..." sonreí y luego le di un beso en la frente, "esta bien, tenemos mas tiempo" le digo y se ríe, me acuesto al lado de el, el condón esta lleno de semen, y su pene aun palpita un poco, me acerco y recuesto mi cabeza sobre su pecho, y su brazo me abraza. Nos quedamos asi un momento, luego se sacó el condón y nos sentamos a conversar.

En la sala de yoga.

#5
xtasiado escribió:
27 Mar 2020 03:54
¡Hicieron el amor!... Es mi impresión o conectaron durante el acto.
Gracias por compartir 👍🏼
De nada! tenía ganas de contarlo jeje. Y si, conectamos re bien, aun nos hablamos por mensajes, ya que ninguno puede ir al gym ahora jaja
 
  • Publicidad +